Al igual que con todas nuestras impresoras de sublimación, le recomendamos que deje la impresora encendida en todo momento y en un estado operativo (sin errores). Esto con la intención de que su impresora realice su mantenimiento automático para asegurarse de que el cabezal de impresión siempre está recubierto de tinta. Esto reducirá en gran medida el riesgo de secado de tinta y adicionalmente los bloqueos del cabezal de impresión. Además, encender y apagar constantemente la impresora puede ser costoso en tinta, ya que la impresora realiza un pequeño mantenimiento tanto en el encendido como en el apagado.


Tenga en cuenta también, que si la impresora se deja apagada durante un cierto período de tiempo, puede realizar una purga de tinta al encenderse.