Cuando se compra una nueva impresora, no hay tinta en los tubos de tinta, sólo el líquido de control de calidad, por lo tanto la impresora tendrá que realizar una carga inicial de tinta. Al insertar su juego de cartuchos iniciales, la impresora utilizará la tinta para llenar los tubos de tinta, el tanque del cabezal de impresión y el cabezal de impresión. Dado que el juego de cartuchos que viene inicialmente con su impresora son sólo cartuchos de inicio, esto significa que sus niveles de tinta serán mucho más bajos de lo esperado y, por lo tanto, no podrá imprimir tantas páginas como podría esperar antes de tener que reemplazarlos.


Sin embargo, la tinta utilizada durante la carga inicial de tinta no se pierde y permanece en la impresora. Una vez que su juego inicial de cartuchos se haya agotado, el siguiente juego que inserte mostrará un nivel del 100%.