Cuando se utiliza la impresora en un entorno de red, es posible que se produzca un problema en el que la impresora deje de imprimir repentinamente y aparezca como desconectada. Esto ocurrirá generalmente si Windows ha detectado su impresora automáticamente antes de ejecutar la instalación del controlador de la impresora en el Administrador de impresión de Sawgrass. 




En términos técnicos, cuando esto sucede, Microsoft instala su impresora como una impresora WSD (Web Services for Devices), en lugar de un dispositivo IP (Internet Protocol). Por esa razón, Windows sigue siendo responsable de mantener la conexión con la impresora, en lugar de su red. Si esa conexión falla por cualquier motivo, la impresora no se conectará, lo que dará lugar a errores de impresión y/o de estado de la impresora. Para determinar si su impresora está instalada de esta manera, visite la sección Impresoras de la Configuración del sistema, elija su impresora Sawgrass y haga clic en Administrar. En la ventana que aparece, seleccione Propiedades de la impresora y luego la pestaña Puertos. Si su impresora aparece en la lista en un puerto que comienza con WSD, está usando un puerto WSD. Si la impresora aparece como una serie de dígitos (192.168.0.2, por ejemplo) o las letras IP_ seguidas de una serie de dígitos, está instalada correctamente.




Para resolver este problema, debe visitar la sección Impresoras de la Configuración del sistema y quitar la impresora. Salga de Sawgrass Print Manager haciendo clic con el botón derecho del ratón en el icono de la Bandeja de sistema y abandone la aplicación. Vuelva a iniciar el Administrador de Impresión de Sawgrass, donde se le pedirá que instale una impresora. Proceda con la instalación del controlador como de costumbre, que localizará e instalará la impresora utilizando una dirección IP.