Los problemas de color pueden ser causados por varias razones. En este caso, si el rojo es demasiado naranja puede ser causado por una de las siguientes:


Uno o más cartuchos de tinta han expirado: Lo primero que hay que comprobar es la fecha de caducidad de los cartuchos. La fecha de caducidad se encuentra en el extremo del cartucho así como en la etiqueta blanca situada en el lateral. Si un cartucho ha caducado, recomendamos que sea reemplazado por uno nuevo. A continuación, deberá expulsar la nueva tinta por los tubos de tinta y el cabezal de impresión. Para ello, puede imprimir 10 PRN del cartucho afectado. Puede acceder a esto a través del menú SPM > Utilidades de la impresora y seleccionar la opción de sangrado completo.


Si ha reemplazado recientemente un cartucho de tinta y ahora experimenta el problema, podría ser que el cartucho de tinta anterior haya caducado antes de su reemplazo. Si este es el caso, entonces le recomendamos que también imprima 10 PRN del cartucho afectado para que la nueva tinta pase por las líneas.


Falta de boquillas: Un cambio significativo en el color también podría ser el resultado de la falta de boquillas. Por lo tanto, le recomendamos que imprima un control de boquillas para verificar esto.


Habilitar la paleta ColorSure: Dependiendo del papel y el sustrato que esté utilizando, es posible que la activación de la paleta ColorSure en la pestaña Color de la configuración del administrador de impresión pueda resolver este problema. 


No se imprime a través del Administrador de impresión o la configuración es incorrecta: El problema también puede deberse a que no se imprime con el Administrador de Impresión de Sawgrass o, si está imprimiendo desde un software distinto de CreativeStudio, a que se han configurado incorrectamente los ajustes. Si está imprimiendo desde Photoshop, CorelDRAW o Illustrator, puede verificar los ajustes correctos comprobando uno de los artículos de ajustes de color.