Las direcciones IP son obtenidas por el servidor DHCP, normalmente su enrutador, y pueden cambiar cuando se reasignan. Esto puede suceder si el router se apaga por cualquier razón o cuando se renueva el contrato de arrendamiento de la dirección IP. En la mayoría de los casos la dirección IP permanece igual, sin embargo esto puede no ser siempre el caso. Si la dirección IP de la impresora cambia, ya no podrá imprimir y lo más probable es que la impresora aparezca como desconectada.


Si su dirección IP cambia constantemente, puede que valga la pena cambiar la impresora de una dirección IP dinámica a una dirección IP estática. Esto significa que la IP seguirá siendo la misma.


La opción más fácil sería iniciar sesión en la configuración de los routers y configurar la impresora con una dirección IP estática para que no cambie. El método para hacer esto variará dependiendo de su ISP o de la marca del enrutador. No podríamos ayudar con esta configuración y no nos hacemos responsables de ninguna configuración errónea que se realice. Le recomendamos que se ponga en contacto con su ISP o con el fabricante del router para que le ayuden con esto.


La otra opción es desactivar el DHCP de la impresora y configurar manualmente la dirección IP. Sin embargo, la dirección IP tendrá que estar en el mismo rango de IP que su enrutador. Consulte el artículo sobre cómo configurar una dirección IP estática.